3.02.2009

Más pronto cae un hablador...

...que un cojo, decía mi abuela. Pues así es esto del abarrote: ayer escribía sobre ser el más feliz del mundo y hoy en la mañana me sentía Gabriela Roel, porque ya no creo en los hombres. Ni en los amigos, ni en nadie.

Aquí va la historia: ayer en la noche salí un rato al antro con Grandote. Ustedes no sabían de Grandote, pero bastará decir que es un chico que me encanta como persona pero, para variar, comencé a gustarle de otra manera (pero me di cuenta ayer, gracias) y sumado a eso (imbécil de mi) no me animé a decirle que ya tenía novio, porque se me hizo ojete decírselo estando en Zona Rosa, viniendo él de Coapa, donde la mujer es guapa y...Momento! Primero es importante aclarar mi condición física. Resulta que ayer saqué a pasear a Kabaí con correa for the very first time. No entraré en detalles, pero baste decir que atravesamos corriendo una calle, la correa se atravesó en el camino de Kabaí, Kabaí se atravesó en el mío y...zas! Musculoquito perdiendo el glamour por un lado, perrito llorón rodando por el otro y público de un café atónito ante la escena. Inmediatamente después y sin perder lo sexy (todo mundo vio el resorte de mi 2xist cuando me agaché, seguro) saqué a mi perro de abajo de la camioneta donde se había metido y levanté mi actitud del suelo. Nomás que la actitud traía de regalo un dolor en la pierna derecha que no se me quitó hasta varias horas y dos ketorolacos más tarde. Con estos antecedentes, entenderán la clase de suplicio doble que significó una invitación a bailar por parte de alguien muy lindo que no sabían que tenía novio. Y escribo "tenía" por lo que ocurrió después.

Lo que ocurrió después fue que fui con Grandote a Lipstick y no aguanté bailar más de 15 min. Después estuve parado en un pie, con una cara de dolor evidente y terminé por decirle que ya no aguantaba más. Y claro, Grandote, justo como yo no quería, se ofreció a acompañarme a casa de Bailarín. Yo pensaba que Bailarín ya estaría en esos momentos en el antro preparándose para su show, pero nueve cuadras y más dolor de pierna después, la vida tenía otros planes. Llegamos a la entrada del edificio de Bailarín y zas! en ese preciso instante va saliendo. Supongo que mi cara de sorpresa mezclada con dolor fue de antología. "Estoy out" le dije a Bailarín. Él, con su peor cara de molestia, contestó "Sí, eso veo" se despidió y se fue aprisa. Grandote con cara de tristeza/asombro/nosequehacer sólo se despidió y me dijo que me cuidara la pierna. Y yo, encabronado y frustrado por mi alto grado de estupidez, subí a dormir, a esperar a Bailarín que no llegó si no hasta las cinco de la mañana y nunca contestó mis llamadas.

Hoy en la mañana le hablé y no contestó. Me despedí y tampoco lo hizo, así que entendí que no tenía nada que hacer ahí, tomé mi perro y mis cosas y me fui a casa, sin saber que había pasado en realidad.

Por otro lado, le había dado las llaves de mi depto a Combariza, que venía de Monterrey y no tenía donde quedarse. Bueno, pues ¿por qué no? comencé a marcarle a su celular para decirle que ya iba rumbo a casa y celular apagado. Marqué a casa y nadie contestó el teléfono. Llegué a casa cargando perro, juguetes de perro, camita y un corazón hecho nudo y nadie salió cuando toqué el timbre. Nadie abrió tampoco cuando toqué como loco la puerta. Sí, claro, para eso están los amigos: para dejarte colgado afuera de tu propia casa. Ni hablar, no hay serotonina ni dopamina que puedan con algunas cosas.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajaja a lo mejor Bailarín perdió su celular o lo dejó en su coche o se lo robaron: ........ya te darán una buena explicación.

A mi me ha sucedido que llamo y llamo a alguien muy especial y después me entero que el "!·$%&/() estaba de cabrón con un "·$%&/...........me retracto, tienes razón a veces ninguna droga, ni enzima, ni nada ayuda mucho jajajajaja.

GUS dijo...

Jajaja! Pues lee el siguiente post, porque ahí se aclara todo y es de risa.

Por cierto, quién eres?

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
GUS dijo...

Mi niño! Pos fírmele! Como no vi firma, pos no supe quien era...

Tadeo Berjón dijo...

creo que necesito un briefing... novio? bailarín? te dejan fuera de casa? mande? me debes un café, largo (ou umos copos, como o senhor prefira)

GUS dijo...

Ya pronto, pronto, amigo. Es que no he tenido luuuuz para publicar el siguiente post.

Piojoveen dijo...

y no me vayas a decir que también te orinó el cabron perro porque sería mucho. Esos se llama dia de perro. Enjoy it y aprende mucho.
Y por cierto, cuenta que te dijo Combariza cuando llegó y te vio jaja.
abrazo
Piojoveen