6.03.2009

He escuchado historias sobre mujeres a las que se les revientan los implantes de chichis en un avión por un cambio de presión

Y pienso

1. Eso es prácticamente imposible porque la presión adentro de la cabina se mantiene estable a 1 atm.

2. En el hipotético caso de que le pasara a la ñora que estuviera al lado mío... me llevaría un pinche sustote! Ya me imagino volteando a verla y pensando "No mames, ya llevamos cuarenta años de vuelo!".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja ps a Sabrina Sabrok (si la de los mega-implantes), le pasó eso en un avión!!

Y bueno ella ha de andar por los 32 años JAJAJAJA.

Besos,

Mercury

Noé dijo...

Jao Gus!!
Estuvieron geniales tus últimas entradas!! Me llama la atención cómo pasas de un punto de reflexión (Aprender del diferente) a cosas humorísticas (lo del agua de horchata, las farmacias similares y las chichis reventadas me hicieron reir a más). Así que gracias por compartir tu irreverencia y también tu manera de pensar. Muy bien!!

Lucho dijo...

... Vecino.. R U OK????
... no entendí lo de los 40 años de vuelo.. explícale al difrente ejejejej

GUS dijo...

A ver, explico lo de los cuarenta años (aunque perderá un poco el chiste): las chichis de una mujer joven se ven duras y turgentes...cómo se ven cuarenta años después? Ya? Pues así supongo que se debe ver un implante cuando revienta: escurrido hasta el ombligo.

Lucho, no me añadiste a ningún nada de nada.